Punta Papagayo, sur de Lanzarote

Íbamos a visitar una de las playas más bonitas del sur de Lanzarote en Punta Papagayo. Antes Elena tenía previsto hacer un recordatorio de submarinismo. Si lo superaba podría visitar el Museo Atlántico, que era el objetivo. Estaba algo nerviosa por el tema de la descompresión de los oídos que no lo llevaba tan bien. Pero estaba muy motivada.

Éric remojándose en Costa Teguise
Éric remojándose en Costa Teguise

Teníamos que estar a las 13h en la escuela Dive College en el sur de la isla. Así que nos lo tomamos con calma. Después de desayunar Éric se dedicó a divertirse en la piscina del apartamento. Elena fue al super y yo me quedé preparando algunas cosas con Álex mientras iba vigilando que no hiciera alguna trastada Éric en la piscina.

El equipo revisado para el buceo
El equipo revisado para la inmersión

Cuando llegaba la hora de irnos, Éric se hizo fuerte en la piscina y no había manera de sacarlo. Al final me tuve que meter dentro para sacarlo. Conseguimos salir hacia el sur, teníamos unos 40 minutos hasta la escuela de buceo.

Preparación para bucear

Llegamos puntuales y en seguida asignaron un monitor a Elena bastante majo. Le estuvo haciendo un recordatorio de como utilizar el equipo. Nosotros mirábamos con interés, mientras Elena practicaba con el material. El protocolo es bastante seguro, pero creo que del snorkel no voy a pasar, sobre todo lo de que te puedas quedar sin oxígeno bajo el agua y que el compañero tenga que dejarte otro respirador que llevan por si acaso.

Éric ayudando a Elena
Éric ayudando a Elena

Nos despedimos de Elena porque se iban a hacer una inmersión cerca de la escuela. Nosotros aprovechamos para ir a comer a un restaurante junto a la escuela de buceo.

Vistas desde el restaurante
Vistas desde el restaurante Natura Beach

No había mucho donde elegir para ir con dos peques. Nos metimos en el Restaurante Natura Beach. Fue un gran acierto, la carta es muy variada y encima tienen un pequeño chiquipark. Éric salió disparado en cuanto decidimos su comida.

Éric en la piscina de bolas del Restaurante
Éric en la piscina de bolas del Restaurante

Mientras esperábamos la comida, aproveché para dar de comer a Álex que ya estaba hambriento. Para Éric pedí menú infantil de pescado, estaba muy bueno y lo devoró. Yo me pedí un entrecot que también me gustó. Desde nuestra mesa veíamos el mar. Incluso vimos a Elena salir del agua con el instructor.

Álex jugando
Álex jugando

Fuimos a su encuentro y estaba muy contenta con el resultado, todo había salido bien. Así que ya solo quedaba esperar a la próxima visita para que pudiera disfrutar de la inmersión en el Museo Atlántico. Como no había comido fuimos de nuevo al restaurante en el que habíamos estado nosotros.

Vistas desde Punta Papagayo
Vistas desde Punta Papagayo

A Éric lo volvimos a perder en el chiquipark. Mientras Elena comía iba explicando lo chula que había sido la inmersión y lo mucho que había disfrutado. Por el contrario estaba agotada del esfuerzo, pero había merecido la pena.

Hacia Punta Papagayo

Ya que estábamos en el sur, teníamos pensado visitar alguna playa de la zona. Nos habían hablado muy bien de Punta Papagayo, así que nos dirigimos hacia allí. Es una zona protegida por lo que al poco de circular por una pista de tierra llegamos a un control. Tuvimos que pagar 3€ por coche y accedimos a la zona desértica.

Playa de la Cera en Punta Papagayo
Playa de la Cera

Por lo visto hay unas aves que habitan la zona, pero no vimos ninguna, suponemos que por el tráfico que había. Cuando llegamos al aparcamiento estaba bastante lleno, pero conseguimos encontrar un hueco. Hasta la playa había 5 minutos de caminata.

Playa Punta del Papagayo
Playa Punta del Papagayo

La playa de Punta Papagayo que está al lado izquierdo de un chiringuito que hay allí estaba bastante llena. Decidimos bajar a la Playa de la Cera que está a la derecha. El agua estaba ultra limpia, veíamos pasar los peces junto a nosotros. Nos lo pasamos muy bien, poco a poco se iba vaciando la playa.

Dos chicas posando en Punta Papagayo
Dos chicas posando

Después de un día bastante completo decidimos volver a Costa Teguise para descansar, estábamos todos agotados y aún nos quedaba mucho por hacer. Al día siguiente teníamos intención de visitar Jameos del agua y la Cueva de los verdes.

Somos una familia a la que nos encanta viajar, hacer escapadas y la fotografía. Aquí reunimos muchas de nuestras actividades. ¡Viajar con niños es posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Elena Infante + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web http://losviajesdequimyelena.com + info