Ruta de los castillos y visitar Zagreb

Queríamos hacer una ruta de los castillos y visitar Zagreb. Tocaba recoger y poner rumbo hacia el norte. Fuimos por la carretera de la costa, la única opción debido a que la autopista no estaba acabada. El viaje transcurrió con normalidad. En Bosnia y Herzegovina aprovechamos para llenar el depósito del coche, la gasolina estaba más barata y había que ahorrar, salía mas a cuenta echar cerveza en el depósito.

Elena en Zaostrog
Elena en Zaostrog

Nos espían de camino a Zagreb

Sobre las 14h mas o menos vimos una playa y nos metimos en el pueblo de Zaostrog. A principios de octubre estaba prácticamente desierta y en el pueblo no vimos a nadie hasta llegar a la playa donde encontramos algún turista alemán. Podría decirse que era nuestra despedida de la playa, como Elena tenía muchas ganas aprovechamos y aparcamos cerca de unas casas.

Quim en Zaostrog
Quim en Zaostrog

Vimos una señora que no nos quitaba el ojo de encima, hasta el punto de ser molesto. Como no era suficiente, descendió desde su casa y pasó por nuestro lado sin dejar de mirarnos, no sabíamos sus intenciones. Satisfecha con lo observado o eso creíamos volvió a su atalaya y siguió observándonos.

Veliki Tabor, ruta de los castillos
Castillo de Veliki Tabor

Al espectáculo se unió su marido con el cual hacía turnos. Les bautizamos como bichos observadores. Mientras nos preparábamos unos bocatas apareció una pareja joven que se unió a las tareas de vigilancia y se iban turnando, así era más relajado para ellos. Nosotros pasamos y acabamos el banquete. Nos fuimos a la playa a bañarnos en las cristalinas aguas del Adriático, por lo menos ahí no llegaban las miradas de los bichos observadores.

Escala otra vez en Starigrad

Una vez conseguido el objetivo reemprendimos la marcha y al cabo de unos cuantos kilómetros enlazamos con la autopista. Como íbamos tan a nuestra bola, calculamos que llegaríamos a Zagreb tarde y seguro que tendríamos algún problema con el alojamiento. Nos cogía de paso e hicimos escala otra vez en Starigrad, en el camping Plantaza, donde llegamos justo al atardecer. Decidimos cenar en el restaurante del camping, las raciones eran generosas y el precio no estaba nada mal.

Atardecer con la isla de Pag al fondo
Atardecer desde el camping en Starigrad

Por la mañana salimos esta vez con la idea de llegar a Zagreb. En una estación de servicio con wifi gratis aprovechamos para ver el tema del camping. No encontramos el precio por ninguna parte y empezamos
a mirar la opción Hostel. Vimos uno que se llamaba Mali Mrak, cerca del centro por 65HRK por persona en habitación compartida y decidimos probar suerte.

Zagreb, la capital de Croacia

Llegamos más o menos bien hasta el Hostel. Nos encontramos que la persona que lo llevaba no estaba. Un chico nos dijo que tardaría unos 20min. Al final se convirtieron en unas 2 horas de ir y venir y ver que no volvía. Cuando estábamos a punto de ir a la opción B, apareció la mujer.

Catedral de zagreb
Catedral de zagreb

La espera se compensó con la simpatía de ella. Como no habíamos hecho reserva nos dijo que lo tenía completo. Nos acomodó en una habitación en donde tenía ropa tendida y nos hizo sitio para que pudiéramos dormir, nos arregló el precio. No solía utilizar esta habitación para meter gente y al día siguiente ya hablaríamos.

Empezamos a visitar Zagreb

Después de tanta movida nos acercamos al centro. Desde el Hostel era muy fácil, el tranvía estaba muy cerca y subiendo a la línea 6 u 11 en 7 paradas te plantas en el centro de Zagreb. Estaba muy bien y había bastante movimiento, muchas terrazas y llenas de gente. Hicimos una primera incursión y visitamos la catedral que era impresionante. Estaban haciendo la misa y había feligreses haciendo cola para confesarse, así que desistimos de hacerlo nosotros “por la espera”. Seguimos callejeando y llegamos a la conclusión de que visitar Zagreb nos gustaba. Después de este primer contacto decidimos volver al Hostel a descansar.

Ruta de los castillos

Al día siguiente fuimos a desayunar a la estación de los tranvías, donde había pastelerías y terrazas para desayunar. Los pasteles estaban muy buenos y baratos.

Un agricultor, ruta de los castillos
Un agricultor

La intención del día era salir de Zagreb y hacer una ruta de los castillos que hay por el norte. Nos desplazamos por carreteras secundarias para ver mejor la zona. Por el norte hay muchas zonas de cultivo y los bosques son más frondosos. Era más rural que las zonas que habíamos visto hasta ahora y bastante bonito.

Silla poco agradable en Veliki Tabor
Silla poco agradable en Veliki Tabor

Castillo de Veliki Tabor

Después de pasar por unas cuantas carreteras conseguimos llegar hasta el castillo de Veliki Tabor. Es un fortaleza preciosa que han reconstruido de hecho aún seguían cuando lo visitamos, nos costó 10HRK casi 1,5€. Había una pequeña exposición de diversos objetos que habían encontrado en la zona; vasijas, cubiertos, muebles y algún que otro aparato de tortura, que no apetecía probar ya que el botiquín estaba en el hostel.

Patio interior de Veliki Tabor
Patio interior de Veliki Tabor

Castillo de Trakoskan

Después nos dirigimos hacia el castillo de Trakoscan. Las carreteras parecían montañas rusas, subíamos y bajábamos continuamente, a veces no veías la continuación de lacarretera que seguía cuando estabas subiendo. Los campos de cultivo aprovechaban cualquier ladera. Los agricultores debían de tener unas buenas piernas para trabajar sus tierras debido a la inclinación del terreno.

Castillo de Trakoskan
Castillo de Trakoskan

Hicimos una parada en el bosque para comer. Era muy húmedo y prácticamente sin apenas movernos del coche vimos multitud de especies de setas diferentes. Como no las conocíamos las probamos aleatoriamente. Bueno ni las tocamos pero sí hicimos fotos,  en un bosque así seguro que debían de haber comestibles, de hecho vimos unas que vendían bastante grandes que no habíamos visto nunca y que solían estar en los mercados.

Dormitorio del castillo, ruta de los castillos
Dormitorio en Trakoskan

Con el estómago lleno seguimos nuestra ruta de los castillos por el norte de Croacia. Se nos estaba haciendo tarde y creíamos que no estábamos yendo por la carretera correcta pero al final conseguimos llegar a nuestro destino. Para visitar este castillo había que subir una pendiente de unos 5 ó 10 minutos. Llegamos a la puerta a las 17:30h y cerraban a las 18h la entrada al castillo de Trakoskan fueron 30HRK, pero por media hora nos metimos.

Junto al castillo de Trakoskan, ruta de los castillos
Junto al castillo de Trakoskan

Si el anterior castillo era una pasada  este le daba mil vueltas. Era increíble conservaban infinidad de muebles, cuadros, utensilios de uso diario, incluso la cocina que era espectacular. Por desgracia lo tuvimos que ver todo más deprisa de lo que nos hubiera gustado. Nos maravilló mucho lo que vimos.

Una vez fuera bajamos al lago que hay justo a los pies de la pequeña montaña en la que se encuentra la fortaleza para hacer alguna foto aprovechando el reflejo. Elena quería hacer unas fotos cuando encendiesen las luces pero no llegaba nunca ese momento y cuando desmontamos el trípode y la cámara y estábamos volviendo las encendieron.

Dimos la vuelta corriendo para hacer las fotos, pero las encendieron tan tarde que el resultado no era el esperado. Nuestra ruta de los castillos se quedó un poco corta debido a que se nos hizo tarde y no pudimos visitar un tercer castillo.

Tranvía en Zagreb
Tranvía en Zagreb

Volvimos a Zagreb. En la capital comimos un megatrozo de pizza y fuimos a tomar algo a las terrazas como los Zagrebianos. En esta ciudad hay mucho ambiente en las calles los sábados por la noche, así que ¡había que aprovechar!.

Si quieres ver la ruta que hicimos por Croacia en coche te dejamos el enlace con información de todos los lugares visitados.

Somos una familia a la que nos encanta viajar, hacer escapadas y la fotografía. Aquí reunimos muchas de nuestras actividades. ¡Viajar con niños es posible!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Elena Infante + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web http://losviajesdequimyelena.com + info