Selva de la Aventura, en contacto con la naturaleza

A veces descubres lugares que hacen que te lo pases en grande. Visitamos La Selva de la Aventura y nos sorprendió gratamente. Hacía tiempo que le habíamos echado el ojo y queríamos visitarlo cuando Éric tuviese edad para disfrutarlo y consideramos que ya era el momento. Así que visitamos el «Sendero de los sentidos» en Arbúcies, a los pies del Montseny.

Caminar descalzos en Selva Aventura
Empezamos el camino de los sentidos

El sendero de los sentidos en la Selva de la Aventura

El Sendero de los sentidos está dentro de las instalaciones de La Selva de la Aventura en las que además de esta propuesta se pueden hacer circuitos de aventura y otras actividades rodeados de naturaleza. Nosotros por diversos motivos sólo podíamos realizar el circuito de los sentidos.

Caminar descalzos en Selva Aventura
Éric y Elena pasando por una zona más complicada

Lo divertido es hacerlo descalzo

La particularidad del Sendero de los Sentidos es que hay que hacerlo descalzo. Se tarda según ellos 1h 1/2, nosotros nos entretuvimos bastante ya que disfrutamos mucho y no teníamos ninguna prisa en llegar al final, por lo que estuvimos unas 2 horas. Es recomendable ir con pantalones cortos y llevar una toalla para el final del recorrido y poder lavarnos los pies.

Caminar descalzos en el sendero de los sentidos
Mojándonos los pies

Esta ruta en la Selva de la Aventura se puede hacer descalzo o no, si no lo deseas puedes hacerlo con unas sandalias. A Éric no le apetecía y salvo en algún punto en concreto no se quitó apenas las sandalias. El recorrido es apto para todos los públicos, si el peque es muy pequeño puede ir en una mochila para transportarlo.

Caminar descalzos en Selva Aventura
Experimentando el oído

La gracia de hacer descalzo el circuito en la Selva de la Aventura, es que podremos sentir con nuestros pies la naturaleza, pisando diferentes texturas, arena, madera, corcho, paja, piedras, troncos, barro, agua y vivir la montaña de una manera a la que no estamos acostumbrados.

Caminar descalzos en el sendero de los sentidos
Pasando por un puente

Durante el recorrido por el Sendero de los Sentidos podremos descubrir no solo el tacto con los pies, también con las manos, el olfato, el oído, los más pequeños disfrutarán a cada paso y los mayores también. En la ruta hay un área de descanso en el que te quedarías horas si tuviese un pequeño bar, pero no es así, pero si lleváis algo para comer es el lugar ideal para hacer una pausa.

Caminar descalzos en el sendero de los sentidos
Disfrutando del área de descanso

Un circuito para explorar y concienciarse

Además durante el trayecto también nos refrescarán la memoria con el reciclaje y con el cuidado del entorno que tanta falta hace. El itinerario de la Selva de la Aventura transcurre en su gran mayoría bajo la sombra, lo que en verano se agradece mucho. Uno de los puntos que más le gustaron a Éric es un puente que con el peso se hundía en el agua de un pequeño estanque, lo repetimos tres veces y hubieran sido más si no hubiésemos convencido a Éric de que debíamos proseguir.

Caminar descalzos en Selva Aventura
Hay una gran cantidad de mariposas durante el recorrido

La ruta es circular, por lo que de vuelta al punto desde el que salimos podremos, previo lavado de nuestros pies, volver a ponernos el calzado con el que al principio nos sentiremos extraños después de tanto rato sin ellos.

Caminar descalzos en Selva Aventura
Refrescando los pies cruzando el puente

Muy a nuestro pesar, abandonamos La Selva de la Aventura en donde disfrutamos a lo grande y seguro volveremos a repetir. Éric quería volver a hacer el Sendero de los Sentidos, pero teníamos hambre, por lo que la visita fue todo un éxito. Nos acercamos a Viladrau que es el pueblo más próximo y en el paramos a comer en «La Cerve» un bar que descubrimos en la Plaza Mayor y que sirven unas tapas riquísimas.

Actualización de La Selva de la Aventura 2022

Hemos estado en La Selva de la Aventura en otras ocasiones. Con Éric más mayor, pudo probar el «Bosc Elàstic», una estructura alucinante que colgaba de grandes árboles y en la que podían saltar y divertirse grandes y pequeños. Nos lo pasamos muy bien corriendo y saltando por los diferentes niveles que tenía.

Antiguo Bosc Elàstic de la Selva de la Aventura
El antiguo Bosc Elàstic

Por desgracia la tormenta Gloria arrasó esta zona de la Selva de la Aventura dejándola inservible, ya que cayeron varios árboles que sostenían esta gran estructura.

La Selva de la Aventura se reinventó y creó un nuevo espacio en el lugar en el que había estado el «Bosc Elàstic», el Ecobosc. No retiró todo lo que destrozó la tormenta, así puedes ver durante el recorrido como dejó algunas zonas del bosque.

El Ecobosc de la Selva de la Aventura

El recorrido por el Ecobosc comienza subiendo a un mirador para desde este poder observar la zona devastada por la tormenta. Además mientras paseas por el Ecobosc también puedes aprender como funcionan los bosques. Además podrás ver las impresionantes raíces de algunos de los árboles caídos.

En el mirador del Ecobosc
En el mirador del Ecobosc

También puedes descubrir a través de algunos juegos curiosidades sobre los bosques o los habitantes que viven en ellos. Si no llegaste a conocer el «Bosc Elàstic» o si tuviste la suerte de jugar en la antigua estructura, podrás probarlo a pequeña escala. Podrás hacerte una pequeña idea de como era.

Durante el recorrido también podrás ver algunas esculturas talladas en algunos de los troncos de los árboles caídos. Son muy bonitas y todas tienen que ver con animales que habitan los bosques e incluso hay uno con setas.

Una de las esculturas del Ecobosc
Una de las esculturas en el Ecobosc

En el Ecobosc hay un lugar para poder sentarte a descansar con unas mesas de picnic. También hay un columpio para mecerte y relajarte rodeado del bosque. Hacia el final del recorrido del Ecobosc hay una Domo de madera en el que se proyectan audiovisuales sobre la naturaleza y junto a la estructura se puede jugar con unas maderas para crear tus propias construcciones.

Qué más hacer en la Selva de la Aventura

A parte del Sendero de los Sentidos y del Ecobosc también hay tres circuitos de aventura para diferentes niveles y edades. En la Selva de la Aventura es imposible aburrirse y hay cabida para todas las edades, excepto los circuitos de aventura, que la altura mínima para poder participar es a partir de 1m.

Comer en la Selva de la Aventura

Para comer tienes dos opciones si no te quieres desplazar y vas a pasar el día en el lugar. Hay una zona de picnic en el que poder disfrutar de tu propia comida. Si no te quieres complicar la vida también puedes comer en la Gastro-Rulot, hacen unas hamburguesas muy ricas con opción para los que no comen carne.

Gastro Rulot
La Gastro Rulot

No hay fuentes de agua potable, tendrás que llevar el agua que quieras beber o comprarla allí. Te recomendamos que reserves la visita a la Selva de la Aventura, suele ir bastante gente y así te aseguras las actividades que quieras realizar.

¿Has probado la orientación en familia?, te contamos nuestra experiencia en el Montseny.

2 comentarios en «Selva de la Aventura, en contacto con la naturaleza»

  1. ¿Donde es ese lugar? porque con tanto nombre me e perdido jajajaja
    parece divertido y seguro que lo es cuando lo recomendáis,me alegro mucho que hayáis podido disfrutar de un entorno tan bonito.ojala pueda tener yo la oportunidad de visitar sitios tan especiales 🙂

    Responder
    • Es una experiencia curiosa y diferente, al final del post hemos dejado el link de la empresa, pero ahora viendo la web, es un poco complicado llegar a la ubicación, te la dejamos aquí, si aún así tienes problemas dínoslo y te paso uno detallado por nuestra parte: https://www.selvaventura.com/contacte

      Responder

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: