Fin del viaje Goodbye Vietnam

Fin del viaje. Está claro que lo bueno se acaba pronto y es que cuando pensamos en el viaje y los sitios que hemos visitado, parece que llevemos en este país mucho tiempo. Sin embargo al llegar al aeropuerto nos parece que hayamos llegado ayer mismo, contradicciones de la vida.

Vespa en Vietnam
Vespa en Vietnam

Hoy para despedirnos, el día se ha levantado como no lo habíamos visto hasta ahora en Hanoi, solecito, con brisa y fresquito. Parece que este país quiere que lo recordemos con buen tiempo.

Poniéndose al día
Poniéndose al día

A las 10h habíamos quedado con nuestras amigas Sonia y Clara, así que tras reunirnos hemos emprendido la ruta. Hoy teníamos pensado hacer un recorrido a pie por el casco antiguo, para terminar de conocerlo bien a fondo, así que con la Lonely Planet en mano he ido guiando al grupo y milagrosamente he conseguido ¡que no nos perdiéramos!

Transporte de agua. Fin de viaje
Transporte de agua

La ruta ha sido bastante chula, pasando por calles donde se reúnen los diferentes gremios. Desde los que venden adornos para todo tipo de celebraciones, como los que esculpen las lápidas o los herreros. Así que de nuevo hemos conseguido que las cámaras de fotos echaran humo y eso que pensábamos que ya teníamos muchas fotos de Hanoi.

Cualquier lugar es bueno para la siesta, fin de viaje
Cualquier lugar es bueno para la siesta

Tras el recorrido nuestras anfitrionas nos han llevado a comer a un restaurante vietnamita donde se reúne mucha gente de aquí. Ocupa un edificio entero y estaba lleno hasta los topes, del nombre no me acuerdo pero intentaré buscarlo y os lo pongo, porque este sí que no viene en las guías pero merece la pena probar su comida. Me parece que el menú es siempre el mismo, tallarines de arroz, varias salsas, unos rollos vietnamitas rellenos de carne, verduras frescas y otro plato con salsa y bolas de carne picada y como os podéis imaginar además de super bueno, ha sido bastante barato.

También se pueden transportar peces
También se pueden transportar peces

El tiempo en nuestro último día seguía corriendo y como parece que siempre quedan cosas por ver, nos hemos acercado al puente de  Long Bien. Fue diseñado por Gustavo Eiffel, sí sí, el mismo de la torre de París. Así que lo hemos cruzado hasta el centro más o menos y disfrutado de la vista del río Rojo desde arriba. Los pescadores trabajando justo bajo el puente y un contraste de colores bastante llamativo por el barro que arrastran sus aguas.

Pescador en el río Rojo
Pescador en el río Rojo

Uno de nuestros deseos antes de irnos de Hanoi era  volver a probar el Chè, una bebida a base de leche de coco, gelatinas y alguna judía que otra (extraña pero buenísima mezcla) y el helado de arroz nuevo, es el arroz cuando aún está verde. Así que contentos hemos realizado estas dos paradas donde hemos disfrutado como críos.

Puente Long Bien, fin de viaje
Puente Long Bien

El fin del viaje se acerca, nuestro taxi al aeropuerto salía a las 19h. Como teníamos tiempo de sobra nos hemos ido a una cafetería junto a la catedral donde hemos disfrutado charlando con nuestras amigas. Hemos hablado de creencias y de otras cosas menos profundas, eso sí, conversación interrumpida por alguna que otra rata que ha hecho que nos cambiáramos de la terraza a una sala interior.

Artesano haciendo un sello
Artesano haciendo un sello

A la hora convenida hemos ido al hotel donde el taxi ha llegado antes de la hora, así que con mucha pena nos hemos despedido de Sonia y Clara de las que nos llevamos muy buen recuerdo y una buena amistad además de un regalo super chulo que nos han hecho y que colocaremos en un buen lugar en nuestra casa.

El taxi ha ido avanzando por las calles de Hanoi hacia el fin del viaje, es el recorrido que menos nos apetecía de todos los que hemos realizado en el último mes. Si tengo que destacar algo de este país es la gente, que hace que te sientas super a gusto y que disfrutes mucho de la estancia.

Despidiéndonos de nuestras amigas en el din de viaje
Despidiéndonos de nuestras amigas

Ha sido nuestro primer viaje por Asia y la verdad es que lo hemos disfrutado muchísimo, con momentos duros ( sobretodo en los transportes) que ahora se recuerdan con “morriña” y momentos muy buenos que nos empujan a querer seguir indagando en este continente, por lo tanto, ¡hasta pronto! y esperemos que la kilometrada en avión no se haga demasiado pesada.

Somos una familia a la que nos encanta viajar, hacer escapadas y la fotografía. Aquí reunimos muchas de nuestras actividades. ¡Viajar con niños es posible!

3 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:

Responsable: Elena Infante + info

Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info

Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info

Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.

Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info

Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web http://losviajesdequimyelena.com + info